Alberto Lajas
MENÚ

CONSULTA ONLINE

BLOG

¡ LA MAGIA DE LA SERENDIPIA Y LAS SINCRONIAS !

Si vas a leer este articulo, no va  ser por casualidad, sino que seá una causalidad, o quizás sea  una serendipia, o pueda ser una sincronía? Para averiguarlo, debes leerlo.

 

Las tres palabras, en resumen, vienen a decir los mismo, que el Universo está organizado, es perfecto, y todo lo que ocurre en tu vida, las personas que aparecen o las que desaparecen, todo tiene un fin y un sentido.

 

Resulta que vas caminando por la calle, y estás pensando que bueno seria saber de mi amiga María, que hace años que no se de ella, y de repente suena tu teléfono. Es María, la cual dice que de repente se acordó de ti. O tienes necesidad de encontrar un abogado, por ejemplo, ya que tienes un problema de herencia con tu familia. Pero no sabes a quien acudir, que sea de confianza, y que sea experto en herencias. De repente en la televisión interrumpen tu programa favorito para poner un comercial en el que justo anuncian un bufete de abogados que es experto en herencias.

 

 

 

En mi vida personal, he tenido tantas sincronicidades que podría escribir varios libros, muy, muy gordos, y hoy sigo viviendo milagros sincrónicos cada día, cada momento. Vamos a profundizar en el tema, y mas abajo te daré unos consejos para hacer que los milagros sincrónicos ocurran en tu vida.

 

  LAS SINCRONIAS  VERSUS SINCRONICIDAD

 

 

La palabra sincronicidad deriva de las raíces griegas syn ("con", que marca la idea de reunión) y khronos ("hora"): reunión en el tiempo, simultaneidad. La sincronicidad como concepto fue introducido por el psicoanalista Carl Gustav Jung en 1950, y lo definió como un principio de conexiones acausales.

 

La teoría de sincronicidad de Carl Jung afirma que ningún acontecimiento es un hecho accidental, pero nuestra vida está llena de un conjunto de coincidencias; o mejor dicho, las que estamos acostumbrados a considerar coincidencias pero que en realidad no lo son en absoluto.

 

La definición del término sincronicidad junguiana coronaba el esfuerzo ininterrumpido del psicoanalista por comprender cómo los seres humanos creamos las conexiones:

 

Cómo nuestro mundo inconsciente se conecta con el mundo consciente.

De qué manera nuestro pasado, personal y colectivo está relacionado con el momento presente de la conciencia al servicio de un proceso que tiende a una mayor integración.

 

De qué manera nuestra vida interior, la subjetividad, viene a la superficie, encuentra otras vidas y crea con ellas vínculos, primero con los padres, luego con la familia y luego con círculos cada vez más amplios de amigos, conocidos, hasta la sociedad en su conjunto.

 

Categorías de sincronicidad

 

¿Cómo funciona la sincronicidad? Según Jung, no reside fuera de nosotros, en un destino sobrenatural: está dentro de nosotros y es un principio de conexión psicológica. Según el análisis de Jung, hay tres tipos de causalidades significativas que que forman parte del discurso de la sincronicidad:

 

Coincidencia entre el contenido psíquico y un evento concreto: un pensamiento, sueño o deseo que coincide en el tiempo y el espacio. El ejemplo clásico es pensar en alguien y conocerlo después de un tiempo.

 

Coincidencia entre un contenido psíquico y un evento general: un pensamiento, sueño o deseo que no afecta materialmente a tu vida, pero que es relevante a lo que tu mente consciente o inconsciente está generando (coincidencia a distancia en el tiempo y el espacio). Es el caso de los sueños premonitorios de acontecimientos catastróficos, que no por casualidad afectan a miles de personas en el mundo. Poco antes del 11 de septiembre de 2001, hubo un aumento de las actividades oníricas a nivel global que tenía como contenido el hundimiento de las torres gemelas en forma simbólica o realista.

 

Coincidencia "desfasada" en el tiempo entre un contenido psíquico y un acontecimiento distante: un pensamiento, sueño o deseo y un acontecimiento que, sin embargo, se produce a distancia, quizás años después. Por ejemplo, puedes soñar con detalles acerca de la boda de tu prima con un extraño que después se hará realidad.

 

Ejemplos de sincronicidad según Jung

 

 


Ahora que ya hemos visto como funciona, veremos diferentes ejemplos de sincronicidad según Jung.


Casualidad del escarabajo dorado


A la intuición de Jung de que la vida de cada uno de nosotros está salpicada de acontecimientos que tienen una profunda conexión con nuestro inconsciente, le siguió un episodio "iluminante": una paciente le estaba contando un sueño, en el que estaba presente un escarabajo dorado. Justo durante la sesión, Jung oyó algo chocando contra el cristal de la ventana atrayendo su atención. ¡Y qué sorpresa cuando, yendo a comprobarlo, vio que se trataba nada menos que de una cetonía, un insecto similar al escarabajo de un hermoso verde dorado!

 

LA PENICILINA, GRACIAS A LA SERENDIPIA

 

 

 


El descubrimiento de la penicilina en 1928 por el escocés Alexander Fleming es el caso de serendipia o descubrimiento accidental más importante de la historia. Todo ocurrió cuando el científico se fue de vacaciones y olvidó una placa de cultivo bacteriano donde por casualidad creció un hongo. A su regreso ¡eureka!, se topó con el hallazgo científico del siglo sin el que Fleming, a pesar de ser un brillante investigador, no habría sido más que una nota a pie de página en la historia de la microbiología médica. 

 

Fleming observó que habían sido accidentalmente contaminados por un hongo. Las colonias de estafilococos que rodeaban al hongo habían sido destruidas, mientras que otras colonias de estafilococos más lejanas estaban intactas. Fleming hizo crecer el moho en un cultivo puro y descubrió que producía una sustancia que mataba a varias bacterias causantes de enfermedades. Identificó el moho como perteneciente al género Penicillium y, después de algunos meses de llamarlo "jugo de moho", el 7 de marzo de 1929 llamó a la sustancia penicilina.

 

    MAS CASOS DE SERENDIPIA

 

También en la literatura son bien conocidas las serendipias, por ejemplo, Stevenson, el creador del personaje del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, tuvo un sueño que fue el que le sugirió varias ideas para la creación de este personaje. Incluso, descubrimientos como las patatas fritas, los rayos X, la penicilina, el principio de Arquímedes, el microondas o la viagra han sido fruto de estos descubrimientos accidentales.

 

Serendipia es una palabra “mágica” que nos abre la puerta al mundo de las experiencias inesperadas y a su vez, deseadas. Según dicen esta preciosa palabra tiene su origen en el cuento de “Los tres príncipes de Serendip”, en el cual se relataban las aventuras de tres príncipes, dotados de un extraño don que les permitía realizar descubrimientos por accidente y sagacidad y que fascinó a Horace Walpole para proponer posteriormente el término “serendipity”. Pero con el paso de los años quedó en el olvido. Más tarde, la revista Scientific American lo recuperó en 1955 y  lo utilizó para referirse a grandes hallazgos casuales, cobrando vida de nuevo.

 

COMO HACER QUE OCURRAN MILAGROS CON LA SERENDIPIA


Buda dijo: “ si sigues haciendo las mismas cosas, te seguirán ocurriendo las mismas cosas”. Así, para que el milagro de la serendipia comience a ocurrir en tu vida, lo primero de todo debes hacer cosas que habitualmente no hagas. Primero de todo, cierra los ojos, respira profundamente, y pídele al Universo, de forma clara que te ayude a encontrar los que buscas, sea trabajo, dinero, una casa, una pareja, etc. 

 

Pero tu petición, recuerda, debe de ser clara. Si pides ser feliz, o que pasen cosas buenas en tu vida, el Universo no entenderá lo que le pides. Por ello, se concreto y pide con fe y fuerza y con el máximo detalle lo que deseas que ocurra.

Bien, una vez que ya has hecho tu pedido, debes provocar la serendipia para que ocurran los milagros. Para ello, aquí te dejo algunos consejos:


- Cambia de ruta. No vayas al trabajo, o las compras, por el mismo sitio. Cambia además de transporte. Si sueles ir en coche, coge el metro o el autobús, o ve caminando. Quizás en ese camino o en ese transporte esté esperando la persona que de respuesta a tu petición.


- Ve a una gran librería, y comienza a ojear libros de todo tipo, no solo los que te gustan. Quizás aparezca el libro que te de la inspiración o el camino para resolver lo que has pedido.


- Entra en internet, y comienza a hacer preguntas, cientos, miles de preguntas de todas las formas que se te ocurran que tengan que ver con lo que has pedido. Te recuerdo que en internet hay miles de millones de datos, personas, empresas, información que pueda darte la respuesta para que ocurra el milagro que buscas.


- Llama o envía whatsapp o emails a amigos o conocidos que haga tiempo que no les hablas. Y cuando sea el momento oportuno a todos ell@s coméntales lo que estás buscando. Quizás uno de tus amigos o contactos tengan la respuesta a lo que buscas.


- Trata de estar mas atento de lo normal a todo lo que ocurra en tu día a día. El Universo te está enviando serendipias, mensajes, todo el tiempo, por los medios y maneras que menos imaginas: un pájaro que trina en tu ventana, un niño en el parque que te sonríe, unos señores en la calle que hablan de un tema, un camarero que te dice una frase, un libro que se cae abierto por una pagina, una canción que suena de repente y su letra te habla, un anuncio en la televisión, etc, etc, etc. Solo aprende a murar, escuchar y sentir, y te aseguro que una vez lo hagas, verás que el Universo te estaba enviando mas mensajes de los que creías. Jesús, el maestro, lo dijo claro: “ Todo el que tenga oídos para oír, que escuche y entienda».


Por último, deseo invitarte a leer un libro que profundiza sobre este apasionante tema, “ Sincrodestino”. En este libro Deepack Chopra analiza y expone de forma profunda todo lo expuesto por mi en este articulo, y es de obligada lectura para entender con profundidad el porqué de las sincronías y como provocarlas..

 

 

¿ Te ha gustado este articulo ?

 

Si te ha gustado este articulo, compartelo y comentalo. Gracias.

 

Alberto Lajas Antunez

 

 

 

Whatsapp Facebook Twitter LinkedIn